postre de café con yoghurt

Un postre de café diferente, ¡te chuparás los dedos!

Elaborar un buen postre de café no es tan fácil como parece. Como sabéis, se trata de un ingrediente que en ocasiones puede resultar un tanto amargo y que no siempre casa bien con otros alimentos. Por eso, hay que saber escoger bien las cantidades a la hora de llevar a cabo cualquier receta dulce con el café como protagonista.

En esta ocasión, nos hemos decantado por un postre de café estilo yoghurt, ideal para finalizar cualquier comida con un toque dulce a la par que refinado. Seguro que no conocías esta fantástica receta con la que te aseguramos que serás capaz de conquistar hasta a tus invitados más exigentes.

Se trata de un postre fino y ligero, pero al mismo tiempo, lleno de sabor. Empezarás a preguntarte cómo llevarlo a cabo, ¿verdad? ¡Pues toma nota, que empezamos!

 

Postre de café especial | Descubre una receta diferente

Anteriormente, en este mismo blog, ya os hemos traído los métodos de preparación de algunos postre de café clásicos como puede ser el flan o el helado.

Pero esta vez, queremos sorprenderte con una receta distinta que seguramente, nunca hayas oído. Empezaremos por enumerar los ingredientes…

 

Postre de café especial | Ingredientes

  • Un paquete de crema de leche.
  • Cuatro yemas de huevo.
  • Un vaso de chupito de café elaborado con nuestras cápsulas de café biodegradables compatibles con Nespresso.
  • Una piza de esencia de vainilla.
  • Dos sobres de gelatina insabora.
  • Un litro de leche.
  • Medio kilo de azúcar.
  • Varias nueces para usar a modo de decoración.

postre de café

Postre de café especial | Aprende a prepararlo paso a paso

Lo primero que tenemos que hacer es buscar un buen bol. En él batiremos las yemas con azúcar e iremos añadiendo la leche y la crema de leche con cuidado para no manchar. Una vez hayamos conseguido que todos los ingredientes estén bien integrados, pondremos la mezcla a calentar a fuego medio sin dejar que llegue a hervir. Lo que necesitamos es que gane un poco en espesor, pero sin pasarnos.

Cuando lo hayamos conseguido, retiraremos la cazuela del fuego e incorporaremos el café, la gelatina, que habremos disuelto previamente en agua y la esencia de vainilla.

Prepara varios moldes pequeñitos o uno bien grande, por ejemplo con forma de flan para servir nuestra mezcla. Ya casi tenemos terminado nuestro postre de café, sólo falta que se enfríe 3 o 4 horas en el frigorífico para que gane la consistencia textura que andamos buscando.

Como guinda final, utilizaremos las nueces partidas en pequeños trocitos para adornar la superficie, espolvoreando a partes iguales. Si lo prefieres, también puedes añadir unas fresitas cortadas en rodajas por encima, ¡le van fenomenal!

¿Qué te parece el resultado? La verdad es que se trata de un postre de café diferente a los habituales, que sin resultar amargo, tampoco es empalagoso y deja un regusto especial en boca. Sin duda, una de las elecciones más finas y elegantes entre los numerosos postres que se pueden realizar con este mágico ingrediente.

Por favor, no dudes en comentarnos qué te ha parecido la receta y añadir tus propias observaciones. ¡Estamos seguros de que te encantará!

 

Leave a Comment