capsulas nespresso

Vivir sin cápsulas Nespresso ¿Es Posible?

Desde el boom de las cápsulas Nespresso y sus máquinas de café, hemos pasado por diferentes etapas alrededor de un producto que nació como una idea innovadora y terminó por transformarse en un verdadero hábito de consumo a nivel internacional.

Cápsulas Nespresso

“El camino hacia el éxito cafetero”

Poco después de su nacimiento, las cápsulas Nespresso tuvieron que empezar a competir con un gran abanico de opciones de diferentes marcas.

El principal aliciente para los clientes a la hora de buscar una alternativa era el precio de las cápsulas Nespresso frente a la competencia, que ofrecía la posibilidad de comprar cápsulas baratas y compatibles Nespresso. Fue entonces cuando comenzó a comercializar también sus propias máquinas. Y por supuesto, en este sentido también continuó la guerra de los precios.

Las cafeteras de cápsulas Nespresso se habían ganado un hueco en el primer plano del mercado, debido al boom de este tipo de café surgido tras la aparición de la marca.

Los problemas continuaron con la aparición de cápsulas compatibles con cafeteras Nespresso procedentes de distintas marcas blancas y denominadas ‘lowcost’.

El precio de las cápsulas Nespresso dejaba de ser un problema incluso para aquellos clientes que en un primer momento se habían comprado una máquina de la marca.

 

De pronto, las estanterías de los principales supermercados se llenaron de cápsulas compatibles Nespresso, que no se alejaban mucho del genuino sabor y aroma de la marca, pero suponían una considerable reducción en su precio.

Sin duda, hablamos del mayor bache que ha tenido que atravesar y frente al que continúa luchando la compañía y sus competidores directos.

Un producto que pese a lo elevado de su precio, había visto crecer su distribución y comercialización como la espuma, de pronto se topó con un competidor directo, que sin alejarse mucho de sus características, reducía su precio prácticamente a la mitad.

La razón de la tardanza en el surgimiento de este tipo de competencia, más que extendida en otros productos similares, era la patente de cápsulas Nespresso, registrada por Nestle en 1986.

En el momento en que expiró la patente, en el año 2013, empezaron a proliferar todo tipo de competidores y con ellos, un sinfín de conflictos y reclamaciones legales que aún sacuden a la compañía.

Sin embargo, los sabores de las cápsulas Nespresso, además de su prestigio y sus millonarias campañas de marketing, siempre han conseguido mantener a la marca como el  principal referente dentro del sector.

 

Ya no se trata de una cuestión de precios, el problema nos afecta a todos…

Pero ahora, el problema es distinto, ya que no es sólo el bolsillo de sus clientes o su nivel de satisfacción con el producto lo que está en juego.

Recientes estudios han demostrado que las cápsulas Nespresso, además de las de sus principales competidores, son notablemente perjudiciales para nuestro planeta.

Hablamos de envases que contienen un alto porcentaje de aluminio contaminante en su composición y que se comercializan por millones en todo el mundo.

Sin embargo, no todo son malas noticias para los amantes del café. Afortunadamente, ya hay empresas que han empezado a ofrecer una alternativa no contaminante, respetando la exitosa fórmula inicial.

Se trata de cápsulas de café biodegradables, compatibles con las principales cafeteras de cápsulas y que han logrado igualar prácticamente su aroma y su sabor.

Y es que, no es que se pueda vivir sin cápsulas Nespresso es que si la tendencia continúa, todo parece indicar que no nos va a quedar más remedio.

Leave a Comment