Helado de café ¿Cómo hacerlo fácilmente?

El helado de cafe es un postre perfecto para cualquier menú, sea cual sea la época del año. Además, es un plato muy económico y sencillo de realizar, que puede ayudarnos a quedar genial ante cualquier compromiso.

Así que ya lo sabes, saca lápiz y papel y toma nota porque vamos a enseñarte a preparar el mejor helado de café que hayas probado jamás

 

Ingredientes para preparar un helado de café:

  • Dos cucharadas de café soluble.
  • Cinco yemas de huevo.
  • 185 gramos de azúcar.
  • 700 mililitros de nata para montar.
  • Una cucharada de vainilla líquida.

 

Cómo preparar un helado de café | RECETA

helado de caféEn primer lugar, necesitamos una cazuela convencional. Lo primero que haremos será volcar en ella la cantidad de nata especificada anteriormente junto a las dos cucharadas de café soluble y la vainilla líquida.

Esta mezcla la ponemos a fuego medio y removemos hasta que esté caliente pero sin llegar a hervir.

Por otro lado, mezclamos las yemas de huevo con el azúcar en otro recipiente y removemos hasta que la mezcla tome un tono blanquecino y se note uniforme.

TRUCO: Si cogemos algunos gramos de azúcar invertida y los mezclamos con la normal, lograremos una mezcla más uniforme y blanquecina.

Una vez tengamos ambas mezclas bien integradas, las mezclamos dentro de la cazuela y seguimos removiendo a fuego muy lento para que no hierva.

Es importante que intentéis remover constantemente con el fuego bajito para que la mezcla sea lo más compacta posible y tenga la consistencia y texturas adecuadas.

Cuando notemos que todo se ha mezclado perfectamente, antes de que llegue a hervir, lo apartamos todo en un recipiente metálico y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Una vez la mezcla ya no esté caliente, meteremos el recipiente en el frigorífico y lo dejaremos enfriando durante una hora aproximadamente.

helado de caféDespués de una hora, toca sacarlo de la nevera para meterlo en el congelador. Allí lo dejaremos una hora más estando atentos al reloj para no pasarnos de la cuenta.

Cuando lleve una hora dentro, lo sacamos y removemos con una cuchara, prestando especial atención a los bordes y la parte de abajo para que no se peguen y se congelen.

Vamos a repetir esto mismo hasta en tres ocasiones, dejándolo cada vez una hora más dentro del congelador y removiendo bien para asegurarnos de que no se congela del todo.

Finalmente, lo dejaremos doce horas que repose dentro del congelador para que termine de coger forma, textura y sabor. ¡ Y ya está !

A las doce horas, nuestro delicioso helado nos estará esperando y te aseguramos que su sabor y textura te van a sorprender. ¡Espectacular!

 

cápsulas compatibles nespresso

Truquitos de Café Ético

Para terminar, vamos a dejaros una serie de trucos que harán que os coronéis del todo ante vuestros invitados como todos unos expert@s de la heladería:

  • Antes de servirlo, déjalo un ratito en la nevera para que se atempere y no esté demasiado congelado. Esto se notará mucho en su textura, que será mucho más suave y agradable al gusto.
  • Adorna cada porción con lo que más te apetezca. Nata montada, virutas de chocolate, helado de vainilla… Cualquier detalle puede darle un toque mucho más refinado a tu helado y añadirle el gusto que prefieras.
  • Acompáñalo con alguna de nuestras monodosis de café biodegradables y compatibles con Nespresso. ¡La mezcla es de 10!

 

Leave a Comment